PLASMA RICO EN PLAQUETAS


Las heridas crónicas (o úlceras) son roturas de la piel que no sanan, o que requieren mucho tiempo para sanar, y reaparecen con frecuencia. Las heridas crónicas incluyen úlceras de decúbito, las úlceras venosas de las piernas, las úlceras arteriales, las úlceras neurotróficas y las úlceras del pie en pacientes con diabetes. 

El plasma rico en plaquetas (PRP) autólogo es un tratamiento para la cicatrización de las heridas porque tiene componentes como la fibrina (una sustancia producida en el hígado que hace que la sangre coagule) y concentraciones altas de factores de crecimiento que se cree que ayudan en la cicatrización.

Para este tratamiento utilizamos unos kits de sistema cerrado, individuales y desechables por paciente que cumplen con todas las exigencias regulatorias exigidas por la Agencia Española del Medicamento y Productos Sanitarios.


TERAPIA DE VACÍO

La terapia de vacío es un tratamiento avanzado que se puede integrar en la práctica terapéutica para la cicatrización de heridas, la optimización del cuidado del paciente y la reducción de costes. Se trata de una terapia flexible que puede usarse en el hospital y en el domicilio.  

El objetivo principal de este tipo de terapia  es ayudar a favorecer la cicatrización ya que prepara el lecho de la herida para el cierre, reduce el edema, favorece la formación de tejido de granulación, aumenta la perfusión y elimina el exudado y los materiales infecciosos.

La terapia de vacío está indicada para pacientes con heridas crónicas, agudas, traumáticas, subagudas y dehiscentes, quemaduras de espesor parcial, úlceras (como las diabéticas o de decúbito), colgajos e injertos.